OXIGENACIÓN HIPERBÁRICA

 

OXIGENACIÓN HIPERBÁRICA

El oxígeno es el gas de la vida. No podemos sobrevivir ni tres minutos sin oxígeno. La sangre lo transporta desde los pulmones a todo el cuerpo de dos formas: unido a la hemoglobina (proteína principal de los glóbulos rojos) y disuelto en el plasma (parte liquida de la sangre) somos oxigeno dependientes.

 

Hoy en día sabemos que el oxígeno no solamente es una sustancia para respirar y producir energía, sino que tiene otras funciones, como ayudar a los glóbulos blancos a luchar contra las bacterias y otros microbios que entran en nuestro organismo, protegiéndonos contra infecciones.

Con una mayor cantidad y calidad de oxígeno en la sangre se potencian los sistemas naturales del cuerpo para la reconstrucción de tejidos, vascularización, producción de colágeno, aumento de las defensas contra los microorganismos en fin un sin números de acciones fisiológicas benéficas al estar en un ambiente hiperbárico.

 

La oxigenación hiperbárica (OHB) Consiste en el suministro de oxígeno puro a una presión mayor a la atmosférica (híper: aumentada Bárica: presión) para poder realizar el suministro, es imprescindible poseer un recinto cerrado con condiciones especiales que pueda presurizarse, este recinto es la denominada cámara hiperbárica.

Las cámaras hiperbáricas son conocidas y utilizadas desde el siglo XVll y las primeras aplicaciones clínicas se deben a HENSHAW en 1662. Desde entonces una serie de descubrimientos y trabajos científicos bien documentados han permitido sentar las bases de la oxigenoterapia hiperbárica (OHB). Las primeras aplicaciones se realizaron para combatir la enfermedad por descompresión, a principios del siglo XX, durante la construcción del canal de Panamá. En 1933, en Inglaterra se comenzó a utilizar la respiración de oxígeno en las cámaras hiperbáricas. Y a partir de ahí cientos de investigaciones médicas exitosas han ido expandiendo la aplicación de la oxigenoterapia hiperbárica a diferentes patologías, a innumerables aplicaciones estéticas, de relajación, antiaging y deportivas.

Cuando se somete a un sujeto a la OHB se le introduce en una cámara hiperbárica este se cierra, comienza a entrar oxígeno y la presión se eleva la persona respira ese mismo oxígeno, siendo el tiempo de tratamiento de entre 45 y 60 minutos. La presión aumenta paulatinamente hasta llegar al valor deseado, que se alcanza en unos 10 o 15 minutos. Posteriormente la cámara permanece presurizada durante el tiempo del tratamiento, para finalmente disminuir la presión hasta la atmosférica en un tiempo similar al de la presuración (10-15 minutos).

Gracias a la presión que recibe el paciente  el oxígeno disuelto en la sangre aumenta  hasta 20 veces, obteniéndose así una HIPEROXIGENACIÓN de todos los tejidos y fluidos corporales, lo cual mejora notablemente la calidad de vida y cura muchas afecciones que tienen su origen en la deficiencia de este vita elemento

El Dr. Otto warburg (nobel laureado en la investigación de cáncer), concluyó que el cáncer y las enfermedades tiene solo una causa primaria que es la DEFICIENTE OXIGENACION.

 

LA MEDICINA HIPERBARICA, que es una rama de la medicina general, se aplica con asombrosos resultados desde hace más de tres décadas en países como Estados unidos, Japón Canadá, Italia, Francia , Inglaterra, Israel, Rusia, china, cuba, Brasil, Argentina, etc. en España, su aplicación es más reciente   y cada día se difunde más sus usos en tres grandes campos:

  • Calidad de vida y estética
  • Medicina del deporte
  • Patologías diversas

La OHB está ahora disponible en muchos centros médicos avanzados y está aprobada por la administración de fármacos y alimentos de los Estados Unidos de América ( food and drug adminitation) Así  mismo, está reconocida por el medicare y por la América medical association.

 

 

Tags:

Post your comment